fbpx

▷ Como hacer una salsa de tomate italiana para pizza perfecta

salsa-de-tomate-italiana-para-pizza

Salsa de tomate italiana para pizza. Los tomates pueden ser la verdura más emblemática de Italia. Primero rompamos algunos mitos: es una fruta más que una verdura, los italianos suelen usarlo en la cocina e incluso decoran estupendas pizzas caseras. ¿Es mejor el tomate fresco o en conservas? ¿Y cuánto se usa? A continuación, te damos algunos consejos importantes para hacer la mejor salsa de tomate para pizzas. Puedes llamarlo tomate o su nombre científico Solanum lycopersicum … Suenas muy educado, pero la sustancia no va a cambiar, porque esta fruta roja y jugosa siempre será un producto extraordinario.

Pero, ¿estamos hablando de frutas? Escuchaste bien, el tomate pertenece a la familia de las solanáceas y es conocido por crear confusión entre botánicos y cocineros, tanto que todavía se considera que está en algún lugar entre la familia de las frutas y las verduras (aunque muchas personas prefieren la primera opción, al menos a nivel científico, porque crece a partir de plantas y contiene sus semillas).

Origen del tomate

El origen y la propagación de los tomates. El tomate es una planta originaria de América Central, el sur de América del Norte y América del Sur. Muy conocida entre los aztecas, se considera un alimento afrodisíaco.

Llegó a Europa en 1540 y fue realizada por el líder español Hernán Cortés, pero su cultivo se inició en la segunda mitad del siglo XVII. En Italia, la primera evidencia del uso de tomates se remonta a la corte de Cosimo de’Medici el 31 de octubre de 1548, cuando encontró un puñado de semillas entregadas a su esposa.

Cómo elegir tomates para pizza

Cada uno tiene sus propias preferencias, pero en general, es muy importante para crear un buen condimento con un sabor equilibrado y una consistencia adecuada, es muy importante comenzar con verduras de calidad, no importa qué tipo de tomate, los ingredientes deliciosos, frescos y maduros son un excelente punto de partida para condimentos y salsas frescas.

Dicho eso, ¿cuál es el mejor tipo de tomate para usar en pizza? La elección no es obvia, de hecho ha suscitado una feroz controversia entre los expertos en pizza. El tomate es sin duda el ingrediente más destacado de la pizza y parte de la historia de este plato típico. Dependiendo de la temporada y la región, hay una variedad de tomates para hacer una salsa muy adecuada, y también se pueden encontrar muchos tipos de productos prelaborabos y envasados ​​(como pulpa, passata, tomates pelados).

Elegir tomates frescos para hacer su propia salsa casera es divertido y saludable, pero es importante conocer a fondo esta preciosa verdura para no correr el riesgo de equivocarse.

salsa-de-tomate-italiana-para-pizza
salsa de tomate italiana para pizza

Las mejores variedades de tomate para pizza

Las mejores variedades de tomate fresco o en conserva para realizar unas buenas pizzas. Los tomates se utilizan principalmente en la pizza de dos formas: en forma de salsa o frescos, se colocan crudos sobre la masa y luego se “cocinan” suavemente con ella en el horno. Aquí están los mejores tipos de tomates:

  • Tomates San Marzano: una variedad típica utilizada para hacer salsas, los tomates DOP se cultivan en la región Agro Nocerino-Sarnese, pero son comunes en otras partes de Italia. Es largo, fino y de tamaño mediano, de pulpa firme y con poca agua, perfecto para realizar salsa de tomate y tomates pelados en conserva. El sabor es ligeramente dulce y tiene poca acidez.
  • Pomodoro del Piennolo: Para algunos es considerado el mejor tomate para pizza, no es casualidad que haya nacido en las fértiles tierras del Vesubio en Campania. Tiene una forma ovalada alargada y un fuerte sabor ácido.
  • Tomates cherry: estas dos pequeñas variedades proceden de Sicilia y tienen una bonita presentación con un color rojo brillante y un aroma excepcional. Típicamente se utilizan para pizzas en crudos y sobre la focaccia, tienen un sabor distinto, más bien azucarado.

Cuestión de acidez

Los tipos de tomates que hemos mencionado son ideales para crear una salsa para pizza porque están naturalmente equilibrados en términos de acidez. De hecho, naturalmente el fruto del tomate tiene un tono acídulo, en muchas variedades definitivamente preponderante. Un toque de acidez puede ser fresco y estimulante en su salsa, pero si es excesivo podría arruinar toda la pizza.

En caso de que elijas el tomate adecuado, la salsa quedará equilibrada de forma natural, pero en caso de que te des cuenta de que tu creación tiende demasiado a este sabor, te sugerimos que medies añadiendo azúcar. Otra solución para enmascarar una acidez intensa es utilizar una pizca de almidón de maíz, que también servirá para mejorar la densidad de la salsa.

Qué utilizar para hacer salsa de pizza a partir de una base envasada

Muchos pizzeros (profesionales y no profesionales) optan por hacer su salsa a partir de un producto envasado. Este atajo no tiene absolutamente nada de negativo, al contrario, utilizar un producto de calidad garantizará una salsa buena y saludable con resultados consistentes. Lo ideal es partir del clásico tomate pelado, que habrá que desmenuzar y convertir en pulpa a mano o mejor un molino de alimentos de acero inoxidable con discos de textura gruesa. Pero tengamos cuidado de no caer en la tentación de la batidora o licuadora, que haría su salsa excesivamente líquida y llena de aire.

Salsa de tomate italiana para pizza perfecta

Si decidimos de utilizar tomates cherry o tomate ovalado, puedemos colocarlos sobre la masa cruda en rodajas finas o en trozos y cocinarlo en el horno, asegurando una cocción ligera. Para hacer tu propia salsa partiendo de tomates frescos, te recomendamos que utilices tomates San Marzano o del Piennolo, pelados y cocidos enteros hasta que se ablanden como los tomates pelados en lata, luego podemos reducir la pulpa y proceder a cocinarlos ligeramente en una sartén con un poco de aceite.

Tengamos cuidado porque una cocción exagerada podría provocar una caramelización excesiva de los azúcares presentes de forma natural en los tomates y, por tanto, un efecto excesivamente dulce. Si no añades aceite y sal a la salsa durante la cocción, podemos hacerlo justo antes de usarla en la pizza, lo ideal es obviamente el aceite de oliva virgen extra.

Receta salsa de tomate italiana para pizza

  • 1000 g de tomate
  • 12 g sal
  • 20 g aceite extravirge de oliva

Cortamos en trozos el tomate, ponemos todo en una olla de acero inoxidable con sal y aceite y cocinamos por 30 minutos a fuego bajo, pasado este tiempo ponemos el tomate en un molino de alimentos para obtener una salsa densa y homogénea.

Cuánta salsa poner en la pizza

La cantidad de salsa varía de la tipología de pizza, la clásica pizza personal de 30 cm de diámetro coniente entre 100 y 120 g de salsa de tomate.

Como podemos ver realizar la salsa de tomate italiana para pizza es muy fácil y simple, teniendo en cuenta estos consejos puedes obtener una rica y sabrosa salsa de tomate italiana para pizza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
Hola 👋
Soy Manuel, estas interesada/o a un curso online o una asesoria para tu empresa, escrime ya!